Menú Cerrar

Mascarilla de huevo y miel para reparar la piel

Nutrición a medida de tu piel con huevo y miel

Otra de las tareas pendientes es reponer los nutrientes que la piel ha perdido. Son aquellos elementos que hacen que nuestra piel irradie luz, se muestre tersa y uniforme. Lo mejor para para lograrlo, es sin duda una mascarilla nutritiva capaz de devolver estas virtudes a la tez.

Ingredientes:
– Una yema de huevo batida.
– Una cucharada de miel y aceite de oliva.

Mezcla bien los ingredientes hasta obtener una pasta homogénea y aplícala en tu rostro durante 20 minutos. Para finalizar aclara con agua tibia. Si repites este sencillo ritual de belleza un par de veces por semana, no tardarás en observar los cambios sobre tu piel. Además, el maravilloso olor de la miel despertará tu lado más dulce, y tu piel estará para comérsela.